• 2017-09-25-PHOTO-00000022.jpg
  • 2017-09-25-PHOTO-00000020.jpg

Mensaje del Dr. Enrique Ochoa Reza, presidente del CEN del PRI, en la conferencia conjunta con los coordinadores de los grupos Parlamentarios del PRI


Muy buenos días a todas y a todos los representantes de los medios de comunicación.

Agradezco al Coordinador César Camacho, el que nos haya permitido estar aquí reunidos en la sede de las diputadas y los diputados de toda la República, agradezco al Coordinador de las senadoras y de los senadores del PRI Emilio Gamboa y estamos acompañados por la secretaria General Claudia Ruiz Massieu y por distintos integrantes de los sectores y organizaciones de nuestro partido, así como por la representante del PRI ante el Consejo General del INE.

Quisiera reconocer el trabajo que han hecho los medios de comunicación, profesional, veraz, oportuno, para informar a toda la población de México ante los lamentables acontecimientos, de los desastres naturales que hemos sufrido todas y todos.

Y externamos a nombre de todo nuestro Partido, nuestro más sentido pésame a las familias de las víctimas de este lamentable sismo.

Debemos de actuar en consecuencia. El apoyo debe sentirse de inmediato, debe ser oportuno, debe ser legal, y debe ser transparente.

Por esa razón, el día de hoy acudiremos los priistas al Instituto Nacional Electoral a las 12:30 a presentar el oficio mediante el cual estamos renunciando al 100 por ciento del recurso público que recibiríamos en el 2017.

Son 258 millones de pesos a los cuales renunciamos, porque el dinero de los partidos políticos es el dinero del pueblo de México y el pueblo de México hoy demanda que ese recurso se destine de manera directa, inmediata, sin burocratismos, de manera transparente y sin vínculo partidario alguno, al apoyo de la reconstrucción y al apoyo de las familias damnificadas por los dos sismos que ha sufrido recientemente nuestro país.

Este es el oficio que presentaré a nombre del Partido Revolucionario Institucional ante el INE, a través del cual renunciamos al 100 por ciento de los recursos públicos en el 2017.

Invitamos de manera respetuosa a todos los partidos políticos nacionales, a que lleven a cabo la misma acción hoy, a que se establezca de manera puntual un compromiso a favor de las familias damnificadas por los dos sismos y que tenga como impacto un incremento en el recurso público de ayuda a los damnificados de cerca de mil millones de pesos.

Si me permiten, vamos a mostrar una información de cómo están esos recursos distribuidos por partido político.

El PRI está renunciando al 100 por ciento del recurso público en el 2017, con 258 millones de pesos.

Cada partido político puede hacer precisamente lo mismo de manera legal, porque si renuncian al recurso público, no aplica la legislación electoral que prohíbe que ese recurso tenga cualquier otro destino que no sea político-electoral, más aún si renuncian a ese recurso, el Instituto Nacional Electoral tiene la responsabilidad de enviarlo de nueva cuenta a la Tesorería de la Federación para que dicho recurso esté disponible para atender a los damnificados y para apoyar los trabajos de reconstrucción nacional.

En consecuencia, aquí señalamos ante la opinión pública la responsabilidad que tiene el Partido Acción Nacional y su dirigente Ricardo Anaya de contribuir con cerca de 190 millones de pesos de manera inmediata a este apoyo a las familias damnificadas.

Al Partido de la Revolución Democrática le corresponderían 113 millones de pesos. Al Partido del Trabajo le corresponderían poco más de 54 millones de pesos; al Partido Verde Ecologista de México, que ya ha hecho una expresión pública de que apoyará a la reconstrucción ante estos hechos lamentables, le corresponden más de 84 millones de pesos.

Al Partido Movimiento Ciudadano le corresponden 78 millones de pesos; al PANAL le corresponden 60 millones de pesos, a MORENA le corresponden 95 millones de pesos.

Hemos escuchado del dirigente López Obrador que quiere apoyar a la población damnificada, pero lo hace de manera tramposa, porque su apoyo llegaría hasta las campañas de 2018, en algo más o menos como seis meses.

La ayuda se necesita hoy y el mecanismo jurídico está al alcance. Que cada partido político renuncie al 100 por ciento del financiamiento que tienen el 2017 y que se reintegre a la Tesorería de la Federación.

Los montos agregados de cada partido político sumarían mil millones de pesos de ayuda inmediata al pueblo de México.

Adicionalmente a esta medida, acudimos a la Cámara de Diputados con la representación del Partido Revolucionario Institucional, para presentar una propuesta de reforma constitucional, que tiene como propósito eliminar el 100 por ciento de los recursos públicos destinados a los partidos políticos.

Una reforma constitucional de esta naturaleza, de aprobarse, tiene el impacto inmediato. Todos los partidos políticos deberían, en consecuencia, a través de esta reforma constitucional, renunciar al financiamiento público para las elecciones de 2018, y se pondría a disposición de la Nación, el recurso económico necesario para incrementar el apoyo a los damnificados por los dos sismos, en toda la República.

El monto económico que estaría destinado para los partidos políticos que podría ponerse a disposición del proceso de reconstrucción, es de 6 mil 800 millones de pesos.

La propuesta es muy clara, una reforma constitucional que genere cero dinero público a los partidos políticos en México.

Le pediré al coordinador de los diputados y de las diputadas priistas, César Camacho, que haga una reflexión más profunda sobre esta iniciativa de reforma constitucional.

Pero es importante agregar que esta iniciativa tiene un elemento adicional: estamos planteando en esta propuesta de reforma constitucional, eliminar los diputados federales, los diputados locales y los senadores de la República plurinominales, de manera tal que la Cámara de Diputados se reduzca en 200 integrantes para tener una integración de 300 miembros, de manera tal que el Senado de la República pase de tener 128 integrantes a tener 64 integrantes, de manera tal que se eliminen los 438 diputados locales, por la vía plurinominal.

La suma de ahorros estimados con esta medida constitucional, sería cercana a los 11 mil 600 millones de pesos.

Todos estos recursos tendrían como destino los esfuerzos de reconstrucción nacional consecuentes con los dos sismos, y el apoyo a las familias damnificadas por estos acontecimientos naturales.

El PRI es un partido sensible al reclamo de la sociedad. Este dinero es del pueblo de México y hoy debe destinarse a donde el pueblo de México lo desea y lo determina.

Seamos solidarios con el pueblo de México que está sufriendo una afectación patrimonial y personal, un partido político moderno y sensible así lo reconoce.

Muchas gracias.
Compartir
Regresar