• 2017-10-03-PHOTO-00000080.jpg

CNOP considera las Zonas Económicas Especiales una oportunidad ante la emergencia y un reto para potencializar el desarrollo


Ciudad de México, 3 de octubre de 2017.- Después de los huracanes y sismos que pusieron en estado de emergencia entidades del sur y sureste del país, el gobierno federal no solo está trabajando de forma incansable para atender la emergencia humanitaria y la reconstrucción; también impulsa las Zonas Económicas Especiales, que son una oportunidad ante la emergencia, pero también son un reto para potencializar el desarrollo de la región, afirmó el secretario general de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), Arturo Zamora Jiménez.

“No podemos dejar de dimensionar este proyecto, se trata de una medida oportuna e innovadora que potencializará el desarrollo de la región, mediante nuevas formas de gobernanza basadas en la colaboración de los sectores público, privado y social, con el fin de resolver a fondo las condiciones de marginación social y rezago económico que persisten en el sur-sureste de México”, señaló el líder del sector popular del PRI.

De acuerdo con Arturo Zamora, “estamos ante un proyecto de gran magnitud por la solidez, integralidad y la visión estratégica que tiene”; y explicó, “el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto ha contemplado todos los aspectos: adquirió las reservas territoriales necesarias (casi 22 mil hectáreas) para garantizar la certidumbre del desarrollo de estos proyectos, además de considerar estímulos fiscales y subsidios en materia de ISR, IVA y contribuciones sociales, que han logrado concretar inversiones por un monto de cinco mil 300 millones de dólares, que generarán 12 mil empleos en los próximos tres años”.

Para el dirigente nacional de los cenopistas la visión del gobierno del presidente Peña Nieto es integral, pues mientras el proyecto de las Zonas Económicas Especiales va en marcha, también se está instrumentando el Programa de Apoyo a las actividades productivas impactadas por los sismos en Chiapas y Oaxaca, “este programa cuenta con una bolsa de recursos de mil 400 millones de pesos de financiamiento preferencial para siete mil 200 empresas, y lo que se busca es que las cadenas productivas incorporen a la planta económica regional en las estructuras económicas y sociales del país”, puntualizó.

El secretario general de la CNOP reconoció que el reto no es sencillo, pues muchos son los factores para lograr consolidarlo, “aparte de la tenacidad y disciplina, se requerirá del desarrollo del capital humano en materia educativa y de una capacitación laboral permanente, así como de una constante supervisión social y privada para que nadie afloje el paso y se eliminen influencias nocivas e intereses mezquinos”; y agregó, “pero si se logra consolidar este proyecto estaremos ante un programa de desarrollo regional como no se ha dado desde la década de los años cincuenta”.

“La ciudadanía espera que las autoridades de los tres niveles de gobierno, vinculadas a los distintos partidos políticos, estén a la altura de la generosidad y fraternidad mostradas ante la tragedia; el presidente Enrique Peña Nieto está sentando precedentes de cómo es posible canalizar la energía social en forma positiva, más allá de la emergencia, y mantener viva la sinergia de colaboración público/privada para garantizar nuevas oportunidades de desarrollo regional, como son las Zonas Económicas Especiales”, finalizó Arturo Zamora.
Compartir
Regresar